• El Ayuntamiento inaugura una escultura de Fernando Molió en recuerdo de los 15 vecinos fusilados por el franquismo y la consellera Pérez Garijo entrega el Taulell de la Memòria de la Generalitat a la familia de Fernando Seguí Garcia
  • Àlex Ruiz: “Es importante contar con espacios físicos de la memoria para que las generaciones que vengan detrás sepan lo que pasó”

El pueblo de Bellreguard resarció el sábado la memoria de sus vecinos represaliados por el franquismo, saldando así una deuda de décadas y rindiendo homenaje a todos aquellos bellreguardins que lucharon por la libertad y en contra del fascismo. En un acto que se desarrolló en el Cementerio Municipal, el Ayuntamiento, representado por el alcalde Alex Ruiz y miembros de la Corporación, descubrió una escultura realizada por el escultor local Ferran Molió en recuerdo de los 15 vecinos de Bellreguard que fueron fusilados y enterrados en fosas comunes.

Además, el acto sirvió también para homenajear Fernando Seguí Garcia, el Bellreguard asesinado hace ahora 80 años en el campo de concentración nazi de Gusen (Austria). La consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, entregó a sus familiares el Taulell de la Memòria de la Generalitat Valenciana.

El emotivo acto contó con la presencia de familiares de los represaliados. De ellos, intevindre tres: el ex alcaldesa Pepa Bonet, Josefa Costa y Marina Sanmartín, que agradecieron esta reparación de “la memoria de nuestros padres y madres, abuelos y abuelas”, haciendo de Bellreguard “un pueblo más justo, más democrático “.

Precisamente sábado se cumplían 79 años del día en que tuvo lugar el último fusilamiento de un vecino de Bellreguard por el franquismo, el tabique del cementerio de Paterna. El alcalde, Àlex Ruiz, puso de relieve que ninguno de los represaliados había cometido delito de sangre alguien, como verbena la documentación de cada uno de los juicios, lo que pone aún más de manifiesto la crueldad de aquellos asesinados. “No cabe más dignidad por metro cuadrado que la que tenemos aquí presente”, señaló Ruiz.

El acto del sábado, con la inauguración de la escultura de Fernando Molió, deja testimonio de la lucha por la libertad de aquellos bellreguardins que murieron a manos del franquismo y el fascismo. Y es que, según el alcalde, “es importante contar con espacios físicos de la memoria para que las generaciones que vengan detrás sepan lo que pasó”.

Por su parte, la consejera Pérez Garijo remarcó también la necesidad de “hacer justicia, memoria y reparación” para “cerrar las heridas” que abrió la guerra y la represión posterior.

El acto contó con la presencia de los ex alcaldes de Bellreguard Ximo Muñoz, José Seguí, Pepa Bonet, Francesc Avargues, Facundo Puig y Joan Marco, así como el actual, Àlex Ruiz. También asistieron el presidente de la Asociación Republicana de la Safor, Salvador Sanchis; la presidenta de la Asociación de Víctimas del Franquismo del Cementerio de Gandia, Nuria Martin; y la presidenta de la Asociación de Familiares de Víctimas de la Fosa 100 del cementerio de Paterna, Teresa Llopis.

La Agrupación Artístico Musical ‘Santa Cecilia’ de Bellreguard participó con la interpretación de varias piezas y el acto concluyó con el depósito de un ramo de flores por parte de los dos únicos hijos aún vivos de los 15 represaliados, Isabel Borràs y Vicent Gregori, a los pies de la escultura realizada por Ferran Molió. en su peana también fue colocado el Mostrador de la Memoria en honor a Fernando Seguí Garcia.

Al navegar en el lloc web, estàs acceptant l'ús de les galletes. Més informació

Utilitzem galletes pròpies i de tercers per a millorar els nostres servicis i optimitzar la teua visita per mitjà de l'anàlisi dels teus hàbits de navegació. Si continues navegant, considerem que acceptes el seu ús. Pots consultar en Més informació

Tancar